En el otoño de 2.013 me trasladé dos meses a la increíble isla de Fuerteventura para construir in situ unas escenografías para el museo del queso majorero, una joya de la gastronomía de queso de cabra, única en el mundo, donde los maestros queseros lo elaboran desde siglos.
SI algo me gusta de mi profesión es todo lo que aprendo en cada encargo, documentándome profundamente con todo el apoyo de mi cliente. En este caso tocó el mundo del queso, y como la cosa vaya mal ," me monto una quesería".
El encargo era varias escenografías, una sobre la centenaria elaboración del queso. Para ello ambienté una textura en paredes del adobe tradicional de la isla, recogiendo tierras volcánicas del campo, imitando un suelo empedrado y puerta de madera desvencijada. Las empleitas de palma tradicionales y cerámica de la región .
También construí una típica tienda canaria de los 70, las famosas tiendas de aceite y vinagre, casi ya desaparecidas, auténticos bazares donde se vendía de todo y se acudía para beber.
Otras dos escenografías atendían a la producción industrial y artesanal actual de queso, con todas la normativa sanitaria y maquinaria necesaria, construidas en alucobón sobre la marcha, haciendo mención a la cuajada, moldeado, prensado del queso, la maduración y el untado de pimentón y gofio.
Otra escenografía hacia honor a los Acuerdos del Cabildo, en los años 1729-1798, muebles construidos por mí , improvisando y revolviendo por todos lados. Los libros los hice con cartón y poliestireno, tintados y envejecidos por mis dos hijos, a los cuales intento aprendan la profesión, a la vez que se lo pasan bomba en el taller.
También construí una enorme cueva, con monitores y audio coordinado con mi cliente, alusiva a la formación geológica de la isla.
Plantas genéricas de Fuerteventura, reproducciones de quesos en escayola y varias cosas más. Todo un reto que me llenó de satisfacción, sobretodo por todo el queso que comí, a la vez que descubrí una gente hospitalaria, generosa y alegre, y una isla preciosa y única que jamás olvidaré.

Silverio el ceramista me hizo unas piezas preciosas.

Gracias Javi por tu ayuda en la cueva, sin tí no se que hubiera pasado.

ProaSur S.L.

escenografía, interiorismo, atrezzo, stands, museos, exposiciones.