La vieja carcel modelo de Oviedo, inagurada en 1906, fué el primer edificio de España construido en hormigón, y “modelo” por ser inspirada en los presidios americanos en forma de estrella. Dada su importancia arquitectónica, el edificio ha sido rehabilitado y reconvertido en el Archivo Histórico de Asturias, dejando 4 celdas para recrear impactantes escenas de este apartado lugar de Oviedo en los años 1910, 1939 y 70 y 80.
Destaco especialmente la celda de la guerra civil, buscando el mayor realismo en honor a tantos encarcelados amotinados con trágico final.
Para esta obra fabriqué jergones de paja, retrete y lavabo en piedra artificial, un reo ficticio escribiendo una carta, fabricado en resina de poliuretano y total atrezzo para las demás celdas, buscando en paredes una textura sucia con pintadas, recreando total rigor, así como las ventanas, personalizadas para cada época.
Para esta producción, tanto mi cliente como yo nos documentamos profundamente, visitando incluso la carcel de Villabona, hablando con los funcionarios de prisiones más veteranos, revolviendo en los archivos y conviviendo con los reos en sus mismas celdas. Una experiencia única en mi vida, que me causó profunda sensibilidad y que se vé reflejado en este trabajo

Carta escrita a su hijo de tres años en la Cárcel Modelo 2a Galería celda 11. Oviedo abril del 38.

”Querido hijo: Tan sólo puedo dejarte estas cuatro letras y con ellas unos consejos, ya que personalmente no puedo hacerlo en los momentos que los precisarás. Sólo consejos es la herencia que vuestro padre puede dejaros. […] Cuando sepas leer eso ya sabrás las causas de la muerte de tu padre, no te pido que vengues mi muerte, solamente por ser tu padre el que ha sucumbido bajo el despotismo de una organización de criminales, cual es el fascismo, sino en bien de la humanidad entera, lucha contra la fiera que quiere bañar el mundo con sangre. No hagas caso de lo que te cuenten, pues hoy su propaganda es ‘no se fusilarán más que los que estén manchados de sangre’, mienten descaradamente, matan porque sí, porque quieren, por el gusto de matar, no importa que esté o no, manchado de sangre. […] No creo que llegues a vivir en régimen fascista, pero por si la desgracia así aconteciera, no permanezcas en España más que el tiempo preciso en preparar el viaje para una nación democrática y, lleva contigo a tu madre y hermana. Nunca seas fascista, nunca hagas causa común con los que mataron a tu padre y te privaron de su ayuda y cariño, sigue los consejos de tu madre y no la disgustes, en agradecimiento a los sacrificios para alimentaros y vestiros tuvo que pasar.
Quiérela mucho.

http://www.archivosdeasturias.info/feaa/action/portada?buttons[0]=new

escenografía, interiorísmo, pintura, museos, exposiciones.

www.proasur.com/